pruebas A/B

Guía de pruebas A/B: Optimización de contenidos y campañas digitales

Las pruebas A/B implican crear dos versiones de un activo digital para ver cuál funciona mejor. Pueden ser páginas de destino, anuncios, correos electrónicos o publicaciones en redes sociales. Aquí te mostramos cómo sacarles el máximo provecho.

¿Cómo funcionan las pruebas A/B?

En una prueba A/B, la mitad de tu público recibe automáticamente la «versión A» y la otra mitad recibe la «versión B». El rendimiento de cada versión se basa en el objetivo de la tasa de conversión, como por ejemplo el porcentaje de personas que hacen clic en un enlace, o qué completan un formulario o hacen una compra.

Las pruebas A/B no son ninguna novedad derivada de la llegada del marketing digital. Ya hace tiempo, el correo directo era especialista en «dividir» o «encajonar» ofertas para ver cuál funcionaba mejor. Las capacidades digitales se basan en la misma idea, pero activan resultados de pruebas más específicos, fiables y rápidos.

Origen

En los años 60, los profesionales del marketing comenzaron a explorar cómo las pruebas A/B podrían ayudarles a entender el impacto de su publicidad. Querían saber si los anuncios de televisión eran más efectivos que los de radio, o si las cartas eran mejores que las postales para el marketing directo.

Con la llegada de Internet en los años 90, las pruebas A/B se trasladaron al ámbito digital. A medida que los equipos de marketing adquirían capacidades técnicas, comenzaron a realizar pruebas en tiempo real y a una escala mucho mayor.

¿Cómo se hacen?

Las pruebas A/B utilizan herramientas digitales para experimentar con distintos aspectos de una campaña de marketing. Para iniciar una prueba A/B es necesario tener:

  • 1. Una campaña para probar: Se requiere un correo electrónico, boletín, anuncio, página de destino u otro medio que ya esté en uso para llevar a cabo la prueba A/B de una campaña de marketing.
  • 2. Elementos para probar: Al observar los distintos elementos de tu campaña, considera qué cambios podrían motivar a los clientes a actuar. Prueba estos elementos de manera individual para asegurar mediciones precisas.
  • 3. Objetivos definidos: Es esencial establecer objetivos claros para tus pruebas A/B, como determinar qué versión de tu campaña genera mejores resultados para tu negocio. Piensa en diversas métricas que puedas analizar, como clics, suscripciones o compras.
    • Los objetivos comunes para realizar pruebas A/B incluyen:
      • Campañas por correo electrónico.
      • Correos electrónicos individuales.
      • Estrategias de marketing multimedia.
      • Publicidad de pago en internet.
      • Boletines de noticias.
      • Diseño del sitio web.
    • Dentro de cada categoría, hay una amplia gama de variables que se pueden probar. Por ejemplo, al probar el diseño del sitio web, puedes experimentar con:
      • Esquema de colores.
      • Diseño general.
      • Número y tipo de imágenes.
      • Encabezados y subtítulos.
      • Precio del producto.
      • Ofertas especiales.
      • Diseño del botón de llamada a la acción.
      • Correos electrónicos con vídeo frente a correos electrónicos sin vídeo.

En esencia, casi cualquier aspecto o elemento de contenido en un artículo orientado al cliente puede ser objeto de prueba A/B para optimizar su efectividad.

¿Para qué realizarlas?

Las pruebas A/B son una herramienta poderosa para lograr mejoras significativas con cambios pequeños y económicos. Al ejecutar estas pruebas, puedes evaluar el impacto de ajustes en la tipografía, tamaño del texto, títulos de menús, enlaces y la ubicación del formulario de suscripción. Al hacer cambios basados en los resultados de estas pruebas, puedes aumentar la tasa de conversión y, en última instancia, generar un mayor retorno de la inversión.

Una de las ventajas de las pruebas A/B es que ofrecen bajos riesgos y altas recompensas. Al probar solo dos o tres elementos a la vez, puedes obtener respuestas claras y tomar decisiones informadas sobre qué cambios implementar. Si los resultados de las pruebas no se traducen en mejoras reales, siempre puedes volver a la versión anterior.

Además, al optimizar tu sitio web con pruebas A/B, puedes maximizar el rendimiento de tu tráfico, aumentando así las conversiones por visitante. Esto significa que puedes obtener más conversiones tanto de tráfico de pago como orgánico para un mejor uso de tu presupuesto de marketing y más oportunidades de crecimiento.

Nuestros Consejos

  • Utiliza muestras representativas: Asegúrate de que tus grupos de prueba sean similares para obtener resultados precisos.
  • Maximiza el tamaño de la muestra: Cuantas más personas pruebes, más significativos serán los resultados.
  • Evita errores comunes: Prueba un elemento a la vez para evitar correlaciones falsas.
  • Deja que la prueba termine antes de realizar cambios: Espera hasta que la prueba esté completa para obtener resultados confiables.
  • Ejecuta pruebas más de una vez: Repite las pruebas para confirmar los resultados y reducir los errores.

Gracias por dedicar tiempo a leer nuestra guía . Esperamos que hayas encontrado información útil y que te sientas más preparado para implementar estas estrategias en tu propio trabajo.

Continúa leyendo:Cómo crear campañas de influencer marketing exitosas: ejemplos y consejos

Noticias

Downloads

Suscríbete

ahora

Únete ahora a nuestra
red de creadores

es_ESES

Déjanos
tus datos

Nuestros expertos en branded content y talentos están listos para ayudarte.

Únete ahora a nuestra red de creadores